Policía de Richmond prueba el Uso de cámaras corporales

on November 11, 2013

Un motociclista aceleró Cortando el Bulevar a 50 mph la noche de Oct.9, dirigiéndose directo hacia el camino de un sedan dando la vuelta a la izquierda de la Calle 29. El conductor del sedan no miro la motocicleta venir. Con poco tiempo para reaccionar, el motociclista choco contra el carro y voló por encima de los manubrios. El hombre cayó aproximadamente 40 pies de distancia del punto de impacto.

Dentro de unos minutos, el oficial de policía de Richmond Phillip Sánchez fue el primero en acudir a la escena. El motociclista no podía moverse por las severas heridas sostenidas en la parte baja de su cuerpo. Sánchez prendió su cámara y comenzó a grabar la escena para evidencia.

“Tú podías ver al motociclista aún en el piso… escombros por todo el lugar y gente en la calle intentando atenderlo.” dijo Sánchez, describiendo las imágenes que grabo con su cámara montada en su cinturón. “Esto fue interesante el poder volver a poner las imágenes y mirar como esto [la cámara] capturo el evento completo desde el comienzo. Esto fue servicial ir para tras y mirar algo de eso.”

Al principio de Octubre, cuatro oficiales de policía de Richmond comenzaron a probar cámaras corporales mientras estaban patrullando por primera vez, evaluando cuál de tres modelos trabajaría mejor para el departamento.

Existe un estuche de anteojos con una pequeña cámara montada en la armazón; una que se monta en la capotilla del hombro del uniforme del oficial, y dos largos, aparatos cuadrados que se enganchan al cinturón del uniforme del oficial o camisa y tiene un lente con ángulo-ancho ú “ojo de pescado.”

Sánchez probo la unida con el lente “ojo de pescado.” El aparato es manufacturado por Taser Internacional y cuesta $299, pagado por el fondo general del departamento. El aparato viene con un iPod Touch para repasar imágenes capturadas, la cual también exhibe una imagen-en vivo de la cámara.

Según la política de desarrollo del departamento en cámaras corporales, Sánchez debe portar la unida y poner el aparato en función de espera cuando el se va a patrullar.

La cámara filma en constantes lapsos de 30-segundos cuando esta en función de espera. Cuando el oficial acude a una llamada, el presiona grabar. La cámara comienza a grabar escenas desde el último lapso de 30-segundos. Audio es grabado cuando el aparato está activo.

Sánchez dijo que el departamento intenta escoger un modelo y distribuírselo a todos los oficiales de patrulla para ponernos adelante de la curva de la tecnología.

“Todos en las calles tiene un teléfono celular o cámara de video para intentar grabar a la policía,” el dijo. El problema, como el lo mira, es esas grabaciones, “podrían ser sacadas de contexto y podrían ser inflamatorias para la policía.”

Por otro lado, Sánchez dijo, las cámaras corporales “van con nosotros para todos lados” y toman todo el incidente en póliza perspectiva, la cual dice un oficial debe grabar un incidente desde su llegada hasta que se les permita retirarse o el incidente esté cerrado, dijo.

Departamentos de policía a través del país han comenzado a utilizar cámaras corporales. El departamento de policía de Oakland y San Francisco entregaron cámaras a los oficiales a principios de este año, y la policía del BART también las adoptó recientemente.

Algunas organizaciones, sin embargo, son críticos de las cámaras. En la reunión de octubre en la comisión de Policía de Richmond, dos uniones Americanas de Libertades Civiles expresaron preocupación sobre la privacidad y preguntaron que tanto tiempo las imágenes serán almacenadas.

Pero Sánchez dijo la gente no debe de esperar privacidad cuando interactúen con agentes del orden.

“Nosotros podemos usar cualquier cosa que usted diga como evidencia,” el dijo.

La ACLU oficialmente dijo cámaras operadas por los agentes de la ley podría ser beneficioso cuando sean usadas apropiadamente. Cámaras corporales “tienen el potencial de ser una situación donde todos ganan, ayudando a proteger el publico contra mala conducta policial, y al mismo tiempo ayudando a proteger a los policías de falsas acusaciones de abuso,” dice un comunicado de ACLU en su pagina cibernética.

La policía provee dos resguardos para hacer esta tecnología beneficiosa, según en otro comunicado en su pagina cibernética. Primero, la policía debe tener una póliza asegurando que las cámaras no están violando la privacidad, y no son una herramienta de vigilancia masiva. Segundo, deben existir reglas firmes diciéndole a los oficiales cuando ellos tienen que prender las cámaras, y cuando ellos tienen que apagarlas.

El Capitán de la policía de Richmond Mark Gagan dijo que el departamento aún está desarrollando su política para almacenar evidencia de imágenes. Actualmente este retendrá los datos por un año, pero Gagan dijo que el departamento tiene la habilidad de detener imágenes por más tiempo por diferentes crímenes, aún indefinidamente.

A según Gagan, imágenes que puedan ser usadas en corte serán retenidas “hasta que el proceso de apelación se haya agotado” e imágenes que capturen actividad criminal serán retenidas “por lo menos el periodo de las limitaciones del estatuto,” el cual él dijo es usualmente tres años.

Las imágenes serán almacenadas en una página tri-partita cibernética, www.evidence.com, la cual cobrará al departamento $1 por giga bite de almacenamiento, según Gagan. Después de cada cambio, los oficiales descargan las imágenes a una nube servidor.

La unidad evaluada por Sánchez es un poco bultosa. El primero la ajusta a nivel de pecho, pero la cámara se sigue obstaculizando en su cinturón de seguridad y él optó por moverla al frente de su cinturón.

“Está montada muy abajo” en su cinturón, él dijo, lo cual es el porque el departamento está también probando la cámara es más ventajosa que los anteojos.

Pero la cámara aun así ayudó a Sánchez a “refrescar mi memoria del incidente tal como sucedió para mi reporte.”

Traducido por Jorge Heredia

Card image cap
logo
Richmond Confidential

Richmond Confidential is an online news service produced by the UC Berkeley Graduate School of Journalism for, and about, the people of Richmond, California. Our goal is to produce professional and engaging journalism that is useful for the citizens of the city.

Please send news tips to richconstaff@gmail.com.

Latest Posts